Los mejores proyectos son el resultado del esfuerzo conjunto de los responsables de diseño y desarrollo web. Los diseñadores se centran en la estética y en la experiencia de usuario según los valores que nuestra marca quiere transmitir. Los desarrolladores son los encargados de hacer que todo esto funcione de la mejor manera posible.

El problema es que los resultados que persiguen cada uno son distintos y, en realidad, tienen formas de trabajar diferentes, incluso jergas distintas. Y conseguir homogenizar el trabajo de los responsables de diseño y desarrollo web de un proyecto puede ser una tarea ardua.

Diferencia entre diseñador y desarrollador web

De hecho, nuestro principal problema, es que desde fuera del campo del diseño y desarrollo web somos incapaces de diferenciar uno de otro.

Un diseñador web es el responsable de la apariencia y la estética de la web. Se encarga del diseño, el color, las tipografías, las imágenes, los efectos, etc. Debe preocuparse de que todos estos factores estén correctamente dispuestos de forma que el sitio sea agradable y fácil de usar para el usuario.

En diseño web es importante ser creativo e innovador y tener habilidades para captar la atención del usuario y hacerle más agradable su estancia en nuestro web con un diseño atractivo.

En cambio, el desarrollador web es el encargado de la parte de la web que no se ve. Es el responsable de que el sitio funcione correctamente en cuanto a registros, bases de datos y gestión de los contenidos. Para ello precisa de conocimientos de HTML, CSS, JavaScript y conocer diferentes lenguajes de programación como Java o PHP.

Los responsables del diseño y desarrollo web trabajando juntos

Si diseñadores y desarrolladores trabajan en tándem el resultado un proyecto más completo, una web más cohesiva con una buena estética, una buena interfaz de usuario y un código limpio. Desde la apariencia hasta las interacciones y la experiencia de usuario, el proyecto sólo puede mejorar.

Además, en un proceso colaborativo habrá muchas menos revisiones y, por lo tanto, se completará en menos tiempo.

Pero para que la colaboración funcione, los responsables del diseño y desarrollo web deben colocar el proyecto web en primer lugar, imaginando la totalidad el proyecto durante el proceso mientras se toman las decisiones pertinentes.

Consejos para diseñadores

Para conseguir un buen tándem entre los responsables del diseño y desarrollo web, cada uno debe poner algo de su parte. Estos son cinco consejos para los encargados del diseño web:

  • Explica a los desarrolladores la teoría del diseño de forma simple para que entiendan de dónde viene la estética.
  • Considera elementos interactivos mientras diseñas, y cómo funcionarán. Asegúrate de que todas las partes estén diseñadas para todas las etapas de interactividad.
  • Diseña por completo. No esperes que el desarrollador copie y edite partes. Crea elementos para cada etapa.
  • Si no estás seguro de si una fuente específica funcionará en una página web, háblalo con el desarrollador.
  • Usa elementos de diseño en formatos utilizados y en la resolución y tamaño apropiados para su uso en la web.

Consejos para desarrolladores

Igualmente, los responsables del desarrollo web también deben de poner algo de su parte por el bien del proyecto. Aquí tenéis unos consejos para los desarrolladores:

  • Aprender algo de diseño no te va a hacer daño. Saber un poco de teoría sobre colores y tipografía, incluso acerca de la jerga puede ayudarte en tu trabajo.
  • Sé directo acerca de qué puedes y qué no puedes hacer. Si un diseñador está realizando una tarea que no se va poder trasladar a la web, será mejor que se lo digas lo antes posible.
  • Muéstrate abierto a responder preguntas y ayudar durante el proceso de diseño. Involúcrate en el proceso desde el inicio. Ayuda en el proceso de aporte de ideas de diseño que funcionen con la UX.
  • Mantén la integridad del diseño —incluso las partes que no te gustan o con las que no estás de acuerdo— durante el proceso de desarrollo. Solo harás enemigos al cambiar las cosas visualmente sin el propósito de desarrollo.

Es evidente que en diseño y desarrollo web, cada uno dependen del otro y que el objetivo final es un proyecto óptimo. Por lo tanto, cada vez es más necesaria la interacción entre ambos responsables.

Si necesitas ampliar información sobre el tema, recuerda que en Somos Sinapsis somos expertos en diseño web en Barcelona y podemos asesorarte.

Escribir un comentario

siete + Once =